30 de septiembre de 2005

CERTIFICADO MÉDICO

A Connie

A veces me gustaría ser el tipo maduro y estable que todos desean que sea. Dice mi madre que la pasión es una maña que se cura con los años, mientras se peina su cabello, arrancando uno que otro encanecido y abandonándolo sobre la cama. Yo todo lo suelo confundir con amor: el odio, la rabia, la pena, la amistad, la gloria, el olvido, las miradas y las sonrisas.

La fiebre se apaga con los años, dijo mi abuela recordando súbitamente el día en que sufrió la menopausia. Algo similar pensaría mi padre en el momento en que decidió no dormir más junto a mi madre.

Mi problema, tal vez, es que he escuchado demasiadas canciones de amor. Y quizás no hayan sido las mejores.

¿Cuántas cosas más importantes que el amor existen?

Tal vez, todas.

¿El amor es para personas con baja autoestima? ¿El amor es para gente insuficiente? ¿El amor es realmente una preocupación adolescente? ¿Hasta qué edad es conveniente creer en el amor? ¿Por qué los tipos de mi edad se torturan tanto escribiendo sobre estas cosas?

Sin embargo, no creo en el amor. Sí en el cariño, en el enamoramiento pasajero (como todo en la vida del Hombre, acostumbrado a lo cíclico), creo en la compañía, en las palabras y en el sexo por sobre todas las cosas. Entonces, ¿por qué me atormento? Justamente por eso, porque me atormenta no creer. Sigo esperando que llegue la luz igual como cuando niño esperaba la media noche a un costado del árbol de navidad.

¿Alguna vez se ha enamorado?

Muchas. Todas. Más de las correctas y de las permitidas por la dignidad.

Pero... ¿Ha sufrido por amor?

Por amor no se sufre. Se sufre por la frustración, por la imposibilidad, por la desilusión, por la impotencia, por el engaño, por los golpes, por los rasguños. Pero no por amor.

Los enamorados son como participantes de un reality show. Los enamorados son como soldados que se van a la guerra. ¿Cuánto dura el amor? Lo que pueden durar las guerras, lo que dura la temporada del reality show.

Aló, ¿Amanda? Soy yo: Franco. ¿Cómo estás?

No sufras, mi niña, son cosas que pasan. Para qué seguir llorando y buscándote motivos para cortarte las venas. Se acabó la guerra, eso es todo. Pero hasta los soldados mutilados vuelven a sus casas, con sus familias, donde se les quiere sin condiciones, sin medallas, sin armas…

El amor es un concurso, estoy de acuerdo. Pero acá no gana quien rompe con el otro primero, no, esa no es la idea. Para qué torturarse pensando en eso. Quédate en casa, prende un cigarrillo, habla a tus padres sobre la teleserie. No te dañes: no te sigas desquitando contigo misma. Si existe algo peor que el amor son los distintos sucedáneos pasajeros del amor, que bien sabemos tú y yo que sólo sirven para agrandar la herida.

¿Me dices que quieres su arrepentimiento? Entonces compórtate, límpiate esa cara y reacciona como la tremenda mina que eres. No busques más su amor, porque no existe, como los sueños, que se evaporan al despertar.

Mi madre se preocupa porque cada desilusión amorosa me manda a la cama, a lo menos, una semana. Y ahí va ella, corriendo donde su amigo doctor a conseguirme un certificado médico por hepatitis, por gripe, bronquitis o lo más conveniente, según la ocasión, para justificar mis compromisos por incumplir.

Y sabes que somos de los que se arriesgan. Que acá el que no sufre es porque no se la jugó. Nada más. No nos arrepentiremos de haber amado ¿cierto? Porque no nos equivocamos. Sólo que ya era tiempo de volver. Hasta las mejores canciones deben terminar ¿o no?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Creo que una de las cosas más lindas que he leído. El amor es tan extraño porque crees que lo tienes a montones y de un día para otro te despiertan con una ducha de agua helada. Esperas que alguien diga que todo es una broma, pero nadie llega para decirlo.
El otro día alguien me dijo que si no sufrías por amor nunca habías amado y creo que yo he amado con todo mi corazón.
Como moraleja nos deja que debemos amar tanto. Gracias

Daniel Hidalgo dijo...

Si. Estoy de acuerdo en todo. A mí me fascina vivir, observar, robar y narrar eso que suelen llamar "relaciones de parejas". Estoy interesado en escribir un ensayo -algo humorístico- sobre el amor en el siglo XXI.
Saludos.
Y Gracias a tí.

Anónimo dijo...

el amor no es uno solo,si no todo en un solo ser

Hidalgo TV

Loading...

Seguidores

Se produjo un error en este gadget.