27 de septiembre de 2008

Apuntes de una temporada en el liceo


Se cumple un semestre desde que entré a trabajar a un liceo municipal técnico con números y problemas de asistencia, lunes a viernes, 40 horas a la semana. La experiencia ha sido salvaje y me dejará con secuelas, lo sé. Sin embargo, por una cuestión de compromiso social en un comienzo y luego la búsqueda de material textual, resulta retorcidamente gratificante. Además del cariño de los chiquillos, por ser el profe taquilla, el profe lolo, el profe de zaptillas y greñudo que hace ver películas, lo ha hecho bastante más liviano. Acá, entonces, para los que agradan de lo bizarro: los momentos más bizarros de la pega en lo que va de este año.


1. Una colega de lenguaje, con problemas de sociabilidad, aprovechó el primer consejo de profesores para insultar a medio mundo y, cuando la situación ya no daba para más, se paró frente a nosotros, gritando “¡sí, soy malvada, crucifíquenme! ¡CRUCIFÍQUENME! ¡Háganlo! Espero por mi cruz”, haciendo una pose de Jesucristo, a lo superstar, y soltando unas lágrimas. Shakesperiano.

2. La misma profesora de lenguaje se molestó porque la saludé con beso en la mejilla. Esto fue el primer día de trabajo, la encaré porque comentó su molestia a otros colegas y a mí me llegó de rebote. Fue para peor.

3. Otra vez la profesora de lenguaje: usa extensiones y dice haber estudiado lingüística en Francia, además de haberle hecho clases a todos mis profesores de la UPLA, la peor universidad de Chile, según su apreciación. La colega pidió traslado argumentando problemas emocionales. Nadie lo puso en duda.

4. Una pelea entre seis alumnos dentro de la sala de clases, la certeza de los puños en el hocico, y la capacidad músculo-facial de tolerarlos sin salir heridos, me dejó impactado.

5. Un grupo de cabros chicos en pasta base durante una prueba, es lo más parecido a trabajar con chimpancés de circo que he estado. O como protagonizar los Gremlins 2.

6. Un alumno me empapeló a chuchadas. No lo había visto nunca. Apareció a mediados de julio exigiendo que le rellenara los espacios en blanco del libro de clases con nota cuatro (otros colegas lo habían hecho así, según él). Me negué y se convirtió en un pequeño Hulk, de paso hizo lo mismo con la paradocente cuando llegó a socorrerme. Después supe que había estado en cana desde marzo y que el año pasado le fracturó el cuello a un compañero.

7. Me disfracé de pokemón para la semana aniversario. Sí, Tuve que perrear en el escenario.

8. El director dijo textual: “no me interesa cómo hagan las clases, eso es cosa de ustedes. Lo único que pido es mano dura, disciplina. Si no son capaces de someter a los alumnos, no me sirven para este lugar, pidan traslado”.

9. Un colega con problemas de vocabulario empapela a los alumnos a chuchada limpia y acosa a las alumnas. Se escriben reclamos y una colega opus dei toma cartas en el asunto. Finalmente, Canal 13 regional llega a hacer una nota y el colega es suspendido y sumariado. Era uno de mis más cercanos. Al menos me conversaba.

10. Veinticuatro pruebas con respuestas idénticas, hasta en las comas en un control de la mejor novela chilena: Hijo de Ladrón de Manu Rojas. Lo peor de todo es que no sé ni cómo lo hicieron, fiscalicé al punto de evitar pestañar. No, en realidad lo peor fue que no puse ningún rojo, no me atreví. Es un curso “complicado”.

11. El subdirector me persigue laboralmente. Creo que tiene una fijación homoerótica con mi persona. Un día lo sorprendí mirándome las nalgas.

12. El colega de música no habla otra cosa que no sea de mariguana.

13. El lado b de la revolución pingüina: estos pendejos se tomaron el liceo durante la efervescencia del primer semestre para destrozar todo a su paso, rayar el liceo, romper los comedores, destrozar puertas y, lo peor de todo, entrar a la oficina de los inspectores para robar todo el material requisado, celulares principalmente, incluso borradores, capas blancas y aguarrás, sobre esto último tengo mi teoría pero no la daré. Más raro: no se entusiasmaron con las marchas porque los iban a hacer recuperar –lo mismo pasó con los colegas, en todo caso, y se bajaron de cualquier iniciativa organizacional-, y estaban a favor de una subvención estatal para la locomoción. El gremio de los choferes les convenció de que era su amigo y el Estado, la bestia.

Eso por hoy, son apuntes para algo, no sé para qué, pero lo son.

12 comentarios:

Felipe Rojas A. dijo...

mmmm, Daniel, esto es lo más cercano a la Legión Extranjera. Si es lo que me espera como profe creo que comenzaré a considerar de forma más seria la opción del suicidio.
Saludos.

Antonio Díaz Oliva dijo...

Increíble. Tienes que escribir una novela (o algo así). No sé, por último un cuento largo o una nouvelle.

Excelente post. Lo leí de un tirón.

Saludos

A

Ernesto Guajardo dijo...

¡jajajajaajaja! ¡Está buenísimo! Concuerdo con Antonio: esto da para bastante más y, asumiendo que mientras no te ganes la lotería o el Premio Nacional de Literatura, no te queda otra cosa que sobrevivir los trances en la venganza de la escritura.

Igual es formato de párrafos es bueno, onda algunos libros de Galeano pero con menos solemnidad.

deLiciOus dijo...

jajajajajajaja
excelente! jajaja
pucha, yo me perdí el punto 1 y 2 por haber llegado en abril!
lo bueno es que casi se todo de lo que hablas, si casi tenemos los mismos cursos "complicados"...

...sí y habla tanto de marihuana que cada vez q lo veo me dan ganas de fumarme un cuete y estoy que voy al baño a fumar con los alumnos jajajajjajaja

te sacaste un 7!

pd: y para el 2do semestre tengo harta info para tu resumen jajajaja!

ggarbo3 dijo...

hola primo, me encanta cómo relatas y como vas tejiendo la escena facilitando la visual, es como estar ahí con todos esos cabros, jejeje...La secuencia de la profe de brazos abiertos, a lo Jesucristo Superstar, ha sido genial. Pa' qué?? Quizás otra novelita breve pueh... Usté sólo apunte y verá...
Cariños,
Cristi

Pamela dijo...

jajajajajjajaj
yo conozco a la Jesucristo...vieja ctm...me cagó la Práctica Profesional...te acuerdas?? conocerla fue una experiencia totalmente olvidable....

espero que salgas pronto de ahí.

Se despide una profesora a la que aún le queda un poquito de vocación.
un besote
Pam

Rodrigo Dahmen dijo...

Daniel, debo reconocer que tienes un don en las letras y mas aun has hecho una pequeña obra de arte con todo lo que pasa en nuestro trabajo. Espero que nunca dejes de escribir ya que sera una gran perdida para la sociedad y mas aun para nuestros alumnos que intenta emular tus acciones (Bueno, algunos). Lo unico que debo reclamar sobre tu reseña es la ausencia del grupo de alta sociedad fumadora que sale a toda velocidad del liceo durante aquellos cortos recreos para simplemente relajarse de la eterna guerra contra la Ignorancia, conversar sobre algun tema del dia y fumarse aquel cigarillo tan bien mencionado por Victor Jara en algun momento de la Historia.

Un Gran Abrazo Compadre.
P.D.: Es muy dificil que yo me meta a leer algun tipo de texto que no sea referente a la Ciencia, asi que te has ganado un 7,0.

El Profe de Física
(Favor no fijarse en la puntuacion y cosas por el estilo... Jajajajaja)

Anónimo dijo...

ES UNA EXCELENTE RESEÑA DE TU RUTINA DE FORMADOR ESPERO QUE DE TODOS TUS ALUMNOS A UNO QUE SALVES , YA SERÍA UN LOGRO

Daniel Hidalgo dijo...

Descargos:

1. Sí, se viene algo, tal vez me anime.

2. Gracias por las lecturas y los comentarios, tenía el ego pa la cagá con mi colon irritable y esto me ha servido como terapia.

3. gracias a los colegas que pillaron este post, uds son la vertiente progre del liceo, así que todo bien. Quédense piola, no más.

4. ¿Quién dijo que me quería ir?

5. Mi rol no es salvar gente, eso es deber del Estado, yo sólo puedo enseñarles a razonar y a darse cuenta de que todos merecemos otro modo de vida. Bueno, les enseño a poner acentos también, pero eso es sólo una chapa.

FiNCHeR dijo...

Muy divertidos tus apuntes, lo mejor: la profe a lo jesucristo superstar. Demás que te sirve de terapia escribir tus experiencias. De paso, haces pasar un rato agradable al resto. Suerte en la labor de moldear mentes!.

Saludos.

Jimena dijo...

obvio daniel, yo lè piolè!!
ojalá no te censures nunca jajaja
nos vemos

Cordelia dijo...

Jajajjajaja

Es que el punto siete no me lo creo. Tú, y de pokemón... y más encima bailando reggetón!! To much.

Y sobre la profe, espeluznante. No encuentro otra palabra, realmente parece de película.

Besos y ¡ánimo!

Hidalgo TV

Loading...

Seguidores

Se produjo un error en este gadget.