2 de enero de 2009

Fuck 2008!

Ya está decidido: no más ficción gratuíta por estos lados. Tengo que ponerme las pilas en la meta de que algún día sea obligatorio para cada chileno tener que pagar por leerme. O por tener cualquier tipo de interacción conmigo -qué genial debe ser que te paguen por sexo-. Retomé las clases de kung fú lo cual me hace sentir muy bien y con el autoestima en término medio, espero que éstas sean mejores que las últimas dado a que tengo más dinero y la escuela debe ser mejor, supongo, aunque aspiracional igual. Cuando sea experto, en algún tiempo más, podré pegarles por acá una pelada-post a los tipos que practican a mi alrededor, y si llego a ser demasiado bueno, al instructor también, que es un caso aparte. Terminé mi trabajo como profesor de liceo técnico con la totalidad de horas y con los casos de salvajismo escolar y convivencia laboral más brutales y creo que de ahí puede salir una buena novela. Es genial renunciar, se los recomiendo a todos, sobretodo si sabes que deben pagarte dos meses de vacaciones por ley. Me vine a Santiago a pasar el año nuevo, y ha sido la mejor decisión de mi vida. Lejos de Valpo. Tengo una propuesta: juntar el carnaval de los mil tambores, los carnavales culturales y el año nuevo frente al mar en un solo día, subir a toda la gente a un barco gigante y hacerlos naufragar a punta de misiles atómicos, lejos bien lejos, justo antes de las 12 AM para que se queden extraviados en el año que se va. El país estaría mejor, créanme. Hippie sucks! Bisama y McKay hicieron unos sushi de la puta madre para la cena de año nuevo en su casa, junto a amigos, y terminamos en la fiesta del cine arte Alamierda mientras dj Álvaro España hacía como que ponía discos. Terminé muy ebrio. Lo mejor de la noche fue la cara del amigo Villalobos cuando Bisama nos mostraba Atrocity -banda death metal con tintes industrial, que tiene un disco de covers de hits poperos de los ochentas-. La cara de Villalobos era de cuadro de Edvard Munch, pensando en que el nombre Atrocity les quedaba chico. Santiago se parece al del corto de Fuguet donde trabaja el apestoso Benjamín Vicuña, nadie circula por sus calles, lo cual resulta bien agradable. Qué ganas de ver Santos y de que me guste. Nicolás López debería filmar un reality de símismo y de cómo ha sido su vida en estas últimas dos semanas. Feliz año 2009 a todos quienes pasan por acá.

3 comentarios:

Claudio Alvarez Rodriguez dijo...

Eso Hidalgo!
a patear culos con el Kung Fu
(y qye te paguen por ello)
total ahi hacemos equipo ya cacha el super project!

Anónimo dijo...

Me cague de la risa con tus aventuras santiaguinas...

Por aca de una simple noche de año nuevo creo que podria haberme hecho millonaria vendiendo mariguana, sin embargo me prostitui y me embriague, lo mismo que todos los años nuevos

No comparti con escritores tampoco, tampoco baile con la musica de algun dj top, pero a pesar de eso lo pasamos la raja y te extrañamos harto.

Daniel Hidalgo dijo...

Yo los extrañè también, si es que eres quien creo que eres.

Los siguientes años nuevos, me los traigo a todos conmigo!

Gracias por pasar.

Hidalgo TV

Loading...

Seguidores

Se produjo un error en este gadget.