4 de octubre de 2009

Valparaíso en instantes

Primera vez que extraño Valparaíso. Lo note estando acá, al llegar de Santiago. saliendo del terminal de buses. Esperando la micro para irme a la casa de mi familia. Me llama una ex novia, me invita a comer al día siguiente, sé que lo dice por decir, que tal vez tenga la intención en este momento, pero no lo hará. Lo olvidará o le aparecerá otro panorama. El clima está raro y me demoro bastante en darme cuenta de que es fecha de carnaval. Odiaba los carnavales porteños, los institucionales y los no oficialistas que dependen de la Insitución, los odio aún, pero creo que puedo soportarlos de vez en cuando, incluso hacerme parte y cervecear en la calle, entre los chascones que no se bañan, entre las chicas lindas que se embriagan y no se bañan, entre los turistas de postal en una ciudad de postal y entre los tambores que no paran ni día, ni noche. Veo a mis amigos, intento verlos a todos, pero es tan poco el tiempo que estaré acá. Valparaíso es mi ex novia, sé que me invita a quedarme, a que pasemos un rato juntos, pero sé que eso no pasará, básicamente porque ya pasó, es parte de un pasado reciente que ya no volverá. La gente de Santiago me dice que Valparaíso es lindo, y es increíblemente entretenido, que ellos darían cualquier cosa por venirse acá. Que no saben por qué mi odio contra la ciudad que me vio nacer. Y yo los entiendo, y no les digo nada, ellos no saben lo que es crecer en Valparaíso, debe ser igual de lindo que mirar a un negrito en los huesos de somalía, ese nivel de lindura, supongo. En Valparaíso la mitad del mundo es “artista”, la otra mitad tiene problemas con el alcohol, en realidad todos, los “artistas” también. Desde los ojos de la Capital, como forastero, efectivamente Valparaíso inspira ternura como un cachorro abandonado. Las mismas canciones, las mismas sonrisas, los mismos cerros, las mismas caras por todas partes. Es lindo estar de vuelta, pero es lindo saber que parto en unas horas.

1 comentarios:

G dijo...

Soy santiaguino y creo haberme sentido identificado. Sin embargo, creo que es ese mismo alcoholismo y "arte" la que atrae, la que, pudiendo ser completamente intimidante como una condena perpetua de pobreza, es simplemente atrayente, por concentrar eso. Quizás el personaje de santiago quiere conocer valpo, más que vivir en él.

Bueno el texto(insertar género aquí). Me gustó.

Hidalgo TV

Loading...

Seguidores

Se produjo un error en este gadget.