31 de agosto de 2010

Entrevista inédita a Subverso

La hicimos junto a mi compañero Cristian Geisse en noviembre del 2008, iba para la recordada Ciudad Invisible pero quedó inédita. Como el gran Subverso ha sacado "Terroristas", otro de sus temas de urgencia social, la recuerdo ahora y la subo: disfrútenla:

EL HIP HOP TIENE CALETA DE CONTRADICCIONES
Entrevista a Subverso, el MC que pone en jaque a Bachelet
txt. geisse / hidalgo






Son pasadas las una de la madrugada y el público está ardiendo. Cerca de trecientas personas saturan completamente el recinto que ya se vuelve algo sofocante. El escenario aunque humilde se ilumina y no precisamente por la luminaria verde rojiza característica de este tipo de eventos. Desde la audiencia se abren pasos los mcs y el dj, éste último se manda unos scracthes para probar la eficacia del sonido y de paso prender aún más a los asistentes. Estos gritan, aplauden, y hacen gestos de aprobación. En eso, la anomalía: sin bases, sin vinilos rayados, sin beat box, uno de los mcs empieza a soltar frases que más que rap parecen un discurso. La gente enmudece completamente y presta una atención absoluta. Asienten. Sintonizan completamente con el rimador. Termina y las ovaciones son espontáneas. Recién ahora comienza la música a ocupar el espacio cedido por el silencio.

Conspirazión es la agrupación, Subverso (Vicente Durán según su carnet), su líder. Provenientes de los talleres Hip Hoplogía (Peñalolén, Santiago), lugar en donde además confluyeron los inicios de Legua York y Enigma Okulto entre otras agrupaciones del género, Conspirazión completa su formación con Skapo y Dj Veneno. Su disco Apaga la Tele! del año 2006 es una joyita dentro del hip hop local, además de ser disco de cabecera de jóvenes pertenecientes a colectivos y articulaciones de acción popular sub treintas. Su tema “Apaga la Tele” además ha llegado a ser la cortina de un conocido programa de la radio rock and pop de Argentina.

Subverso es un tipo alto, usa el cabello corto y bigotes. No parece rapero, no se viste como uno, ni camina como uno, salvo el leve balanceo de su mano, como si estuviera pinchando un disco, cuando habla. Y tras terminar el show, habla con CI.

HIP HOP Y POLÍTICA: NADA NUEVO

“El hip hop desde siempre ha tenido una esencia política, social, comunitaria y de base. Es una cultura que nació como resistencia hacia un sistema injusto, violento y discriminador. Tiene eso desde su origen, y se ha mantenido en el tiempo y al rededor de todo el mundo: el hip hop es un fenómeno global. Manteniendo esa esencia de las raíces, principalmente de las poblaciones, los barrios marginales, de todas las ciudades del mundo, lógicamente. Para mí eso de que es comunitario, que es social, que es valórico, se puede transformar en un cuestionamiento político. El hip hop en algunos momentos ha servido como medio para hacer política. Creo que hoy sirve como arma para informar las cosas que están pasando y que no son como salen en tele o en los diarios controlados por los grandes grupos económicos de este país. Es un medio más de contrainformación y de valores y aptitudes, sueños y anhelos. Para denunciar y a la vez proponer cosas”.

¿Y formas de organizarse?

“También. Eso es algo que el hip hop, reitero, ha tenido desde el principio, en donde también había organización y formas particulares de ésta que son naturales a él, que tiene que ver con lo colectivo, con lo horizontal, con tareas que se complementan: el dj se complementa con el rapero, el breaker con sus compañeros, los graffiteros necesitan también complementarse para que uno haga una pega y el otro, otra. Actualmente en el mundo, el hip hop ha tomado otras formas de organización que son, quizá, más políticas, relacionadas con educación popular, con desnudar la realidad del capitalismo y con generar conciencia de clase”.


CON ANSIA EN VILLA FRANCIA

Tú creciste en Estados Unidos y ahora vives en una población como Villa Francia ¿Es una opción personal o sólo circunstancias?

“Mmm… no. No… mmmm. Personalmente tengo una historia bien particular, como todos yo creo. Viví la mitad de mi vida en Estados Unidos y cuando uno habla de ese país se piensa en una realidad que es muy distinta a la de acá, al menos en estilo de vida. Pero la verdad es que yo crecí en un ghetto norteamericano, que era el barrio latino, mexicano, portoriqueño, afroamericano, árabe, también blanco… en donde había una diversidad racial pero una realidad común: era gente trabajadora. Yo crecí en Detroit, la ciudad de los automóviles, de las industrias, donde hay mucha fábrica, y mucha experiencia de sindicalismo. La mitad de mi historia es esa y la otra mitad es la historia que he tenido acá en Chile, la de llegar y buscar algo parecido a lo que son mi raíces de allá, buscar la población equiparable con el lugar en el que crecí”.

De Detroit a Villa Francia... ¿Y es similar?

“Sí. Son bien similares. Uno ve imágenes de repente, y es loco como se repiten las imágenes en distintas realidades, como grifos en las esquinas abiertos en el verano, las zapatillas colgadas de los cables, cosas bien chiquititas, detalles, pero también valores, la gente y lo que hace esta gente, sus bailes, su música. Allá yo escuchaba cumbias y rancheras con los mexicanos, los fines de semana jugábamos a la pelota, había problemas de drogas, violencia de pandillas, son las mismas cosas que se ven en todos lados. La realidad de los barrios populares es igual en todo el mundo”.

CONOCE A TU ENEMIGO

“Nosotros no vivimos lo que fue la Unidad Popular, sin embargo, tenemos memoria. Tenemos a los viejos, los abuelos, y esas son las fuentes que yo busco de información. No busco la historia Oficial ni la contada por políticos, sino que busco lo que vivió nuestra gente: los pobladores, la gente de sindicatos, los campesinos, las mujeres que en esa época conquistaron muchos derechos. Por ese lado, yo veo que aquí en Chile tuvimos un proceso super lindo que se intentó construir, que tuvo contradicciones y problemas, pero que no fracasó. Hago la diferencia entre fracaso y derrota: tuvimos una derrota, la cual siguió siendo derrota del movimiento popular después del 90 por las jugadas políticas que impusieron esta dictadura disfrazada que es nuestra democracia. Pero yo creo que el proyecto hay que volver a construirlo. De forma distinta, no igual al de los 60s, ni menos al de principios del siglo 20. Van a ser las formas de ahora y las del futuro, pero lo esencial va a ser lo mismo: solidaridad, comunidad, respeto por la tierra, el trabajo, las personas y por todo lo que nos rodea. Una sociedad construida así, es la sociedad más inteligente que puede haber, y es en la que yo quiero vivir.

“El arte de los primeros años de los 70s, la época más creativa y floreciente, en la que se produjeron muchas cosas interesantes a nivel de conceptos y formas nuevas, estaba super conectado con los movimientos sociales, se nutria de eso. Lo que pasaba con la lucha social se veía reflejado en las canciones, así como en el muralismo, en las poesías y en las novelas. Así también la persona que estaba luchando y que creía en un mundo distinto veía en el arte un reflejo de sí mismo y un insentivo. Creo que en la medida de que el arte vaya tirando por ahí, vamos a tener una relación super orgánica con todas las luchas. El lunes, por ejemplo, estuve en la movilización de los 10.000 trabajadores de INTEGRA que están luchando por sus derechos laborales que fueron ignorados después del paro de la ANEF, porque el arte ahí tiene que estar también. El arte tiene que servir para que esas cosas se conecten, no como piezas de museos, en un cuarto aislado.

“El socialismo o cómo se le llame, sigue siendo un desafío para todos cumplirlo. Hoy no está presente en el sentido común, sin embargo, por allá abajo, en nuestras raíces, está. Ahí tenemos a los mapuches dándonos el ejemplo”.

El hip hop nace de los negros norteamericanos. ¿Cómo se une a algo tan distante como la causa mapuche?

“Yo no creo que sean cosas distintas. El hip hop, como ya te dije, nace de una realidad popular, en un contexto socioeconómico de explotación de clase y la discriminación racial y esos dos factores en la historia han sido los que han dado origen a las luchas y a los movimientos que buscan proyectar una sociedad más justa.

“En Chile, es una realidad del porte de un buque, que nuestras riquezas naturales van a manos extranjeras, y hablamos de que tenemos problemas económicos, pero tenemos una inmensa riqueza de la cual no vemos un peso. El cobre, la madera, la pesca son destruidos por las empresas extranjeras multimillonarias”.

¡El hip hop ya es legítimamente latinoamericano!

“¡Por supuesto! El hip hop tiene un sabor latinoamericano, porque ya no es un producto de la sociedad norteamericana en particular.

“El hip hop tiene caleta de contradicciones. Tiene que ver con que en un momento lo pescó la industria y lo transformó en una cosa comercial, vendible, que genera millones de dólares, que favorece a los sellos y a los medios de comunicación. Demás que el hip hop tiene esa parte y es aplastante esa realidad. Pero también, las raíces del hip hop vienen de otro lado: el hip hop viene de África y viene de Latinoamérica, negros desplazados como esclavos a un continente distinto y latinos marginados en Estados Unidos. Esa es la realidad de la que se construyó el hip hop y no sólo como una weá así moderna de la base la pista y el rapeo, sino una weá que viene desde los tambores. El hip hop es una tradición super antigua que hoy tiene una forma distinta, pero sigue siendo el mismo loco parándose, llámese poeta, pallador o griot contando de dónde viene y a dónde va.

_________________________________
EL RAPORTERO
Enviado especial a Villa Francia.

Subverso no sólo es uno de los mcs de Conspirazión, como tampoco no sólo es un rapper devenido a líder político o sindical de las rimas. Preocupado constantemente de la educación popular y la organización comunitaria, su última faceta es la de producir canciones con sus respectivos videos y subirlos a Youtube. Siempre atento a la coyuntura, a subir los videos en el momento indicado, y de lanzar contenido directo e inflamable capaz de desenmascarar a la Concertación entera.

Así, Subverso, con una ayudita de sus amigos, cantaba “San Bernales” en medio de la beatificación mediática al General de Carabineros tras su fallecimiento, recordándole un par de cosas al olvidadizo pueblo de Chile. Ya había hecho lo mismo con su tema “Infórmate” en donde realizaba un perfil sobre quién era realmente Bachelet y quiénes nos estaban gobernando. Los turnos siguientes fueron de “El Jarrazo”, en alusión al la esperanzadora performance de María Música al lanzarle un jarro con agua a la Ministra de Educación, Mónica Jiménez, y la Teletón y el carnaval de hipocresía en el tema “El Padrino”, subido el mismo día de la última Teletón.

Subverso así, se transforma en el mejor líder político de los últimos años. Con visión de impacto y agudeza a la hora de disparar. Sus videos de Youtube responden a los códigos de cualquier youtubazo: se construyen con imágenes que ya dan vueltas por la web (como los samplers en el hip hop), mucha ironía, una temática de urgencia. Verdaderas campañas virales de contrainformación.

Poseen un carácter sumamente periodístico, transformando a www.youtube.com/conspirazion en una suerte de Informe Especial de la cultura conectada.

Terroristas - Subverso




2 comentarios:

tania dijo...

oh me encanta subverso.

Waira dijo...

De lujo

Hidalgo TV

Loading...

Seguidores

Se produjo un error en este gadget.