AMISTADES PELIGROSAS


Por las paredes de mi habitación rebotan los acordes de las distintas composiciones de Stadium Arcadium. Y es que no hay como cuatro murallas de madera para escuchar rock a volumen exagerado. El disco es genial. Justo lo que esperaba. Los Red Hot Chili Peppers suenan a ellos mismos, a una versión cúbica de Californication (1999), pero a la vez suenan distintos. Me traen demasiados recuerdos −tomando en cuenta que la mitad de mi vida he escuchado a los Chili Peppers−, pero a la vez una serie de sensaciones en estado larvario, posibles remembranzas futuras. Las melodías me pasean por paisajes diversos, melosos como ellos solos, pero a la vez siguen profesando de ese power funk que tanto me emocionó en mi infancia. Es una gracia. Son tipos que pueden cantar canciones de amor pero también rockear como adolescentes, raro, porque son tipos cuarentones, casados−separados, con hijos y todo. Es extraño ver crecer y envejecer a tus ídolos, porque del paso del tiempo por ti mismo casi no te das cuenta. Y pareciera que fue ayer cuando los vi por primera vez en “Más Música” de Canal 13, con el estreno nacional de “Warped”.

Yo quise ser un Chili Peppers y soñaba con ellos, que los conocía, que charlábamos. Después deserté de la idea de ser un Chili Peppers, al darme cuenta de que conseguir calugas y bíceps era cada día más imposible, una tarea que postergaba una y otra vez. Guitarra sí aprendí a tocar y a funkear y a tener actitud funk. Después me olvidé de todo eso. Pero seguí escuchando a los californianos religiosamente.

“Mike Patton se cortó los tendones de la mano derecha” leí en una página en internet. Fuerte. Dice que está en tratamiento para aprender todo de nuevo, pero ahora como zurdo. Escalofriante. Pienso en todas esos grandes compositores que carecían de algo. ¿Beethoven quedó sordo o no? ¿Bach quedó ciego? Es raro. Me preocupo por él, estoy nervioso por Patton. Se cortó la mano al romper una botella en el escenario. Él parece gozar con este incidente.

Dicen que el rock de los 90’s se dividió en una amplia gama entre quienes escuchaban a Faith no More y entre quienes escuchaban a Red Hot Chili Peppers. Que luego los que escuchaban a FNM empezaron a escuchar hard rock y hasta heavy metal (pese a que varios metaleros escupieron a Mike Patton porque sencillamente identificaron en él al enemigo), y quienes escuchaban a RHCP pasaron a la música alternativa. No lo sé. Siempre escuché más a los Chili Peppers pero no puedo ocultar mi fascinación por las diversas manifestaciones de Mike Patton.

Siempre me dio la impresión de que los rockstars involucrados se lo tomaban para la talla. Anthony Kiedis acusó a Mike Patton de robarle todos sus movimientos escénicos. Faith no More en respuesta decidió burlarse de Red Hot Chili Peppers en su video “Epic”. Y bueno, tenían ciertos puntos en común que se prestaba para estos comentarios, estas similitudes y comparaciones, toda la volada de rock y rap y metal y punk…

Ya en la segunda mitad de los años noventa, nadie podía establecer comparación entre las dos bandas. Hace rato que habían tomado caminos distintos.

Lo que importa es que, sin duda, marcaron pauta, definieron esquemas, presagiaron lo que vendría, hicieron escuela.

No sé si estar feliz o triste. Los Chili Peppers se mandaron un tremendo disco. Frusciante está más emotivo que nunca y eso me hace bien. Pero estoy triste por Patton y ya no sé si seguir esperando la visita de Fantomas a nuestro país. Aunque me gustaría más que llegaran Mr. Bungle. Pero bueno… espero lo mejor para cada uno de ellos.

Comentarios

Gabriel dijo…
en serio?
no lo tengo ni yo, algo me sugiere que era una edición adelantada. es muy extraño saber que hay gente que quiere tener ese tipo de libros, pero el boom de baradit (merecidísimo) lo explica todo.

Bueno, gracias por las felicitaciones.

Blog around the clock!

Gabriel
Anónimo dijo…
Al parecer el supuesto plagio que acusó Kiedis a Patton fue por la inminente presagio musical que veía venir en relación a Mike y compañía.

Salvando unos cuantos asuntos, estimo que Mike es un frontman más correcto y versátil que su antipoda de RHCP. Para muestra sólo escuchese la versión que realiza de A started a Joke de los Bee Gees, Easy de Lionel Ritchie o This guy is in love with you de Burt Bacharach. Apuesto que Kiedis no alcanzaría mínimamente el registro vocal de Mike. Idolo.
gmorote@gmail.com
Daniel Hidalgo dijo…
Estimado "gmorote": completamente de acuerdo con usted.

También debemos entender en que ahí radica la gracia de las partes.

Kiedis es un excelente engranaje, se acopla a un grupo de gente que tiene igual importancia dentro de la banda. Si los Peppers no fueran kiedis, frusciante, flea y smith (como ha sido alguna vez) no serían ellos. Muy distinto a lo de Faith no More en donde la banda claramente era su vocalista y por eso ha pasado lo que ha pasado.

Seguidores